El debate sobre el impacto de la ortografía en el posicionamiento web es apasionante. Un video de Matt Cutts aclara perfectamente algunas dudas muy extendidas al respecto de esta cuestión.

En un artículo anterior, hablando de la importancia de escribir bien para tener éxito en la Red, señalé de pasada un comentario que ha sido recurrente durante todo el verano en la blogosfera, según el cual el nuevo algoritmo de Google tendría en cuenta la ortografía. Pues bien, parece que esto finalmente no es así, al menos de una forma directa. Gracias a un post de hace un par de días publicado en adseok.com, web sobre SEO que sigo desde hace tiempo, he descubierto un video en el que Google aclara esta cuestión, aportando algunos comentarios de gran interés que refuerzan la idea de la importancia de un correcto uso del lenguaje. Más abajo incluyo el enlace (el video está en inglés).

En el video queda claro que aunque la ortografía no sea tenida en cuenta como factor de ranking de forma directa, se constata al menos que existe una cierta correlación entre el ranking y los contenidos bien escritos, algo que ha sido un placer escuchar. A esto podemos añadir una reflexión inevitable: cabe suponer que una web mal escrita difícilmente va a adquirir la reputación necesaria para beneficiarse de un número significativo de enlaces, menciones y visitas (¡aunque ya sabemos que para todo hay excepciones!).

Lo importante, en el fondo, es que si un buscador prima la calidad en los contenidos, al final la buena ortografía siempre va a tener un impacto, aunque sea de forma indirecta. Si hablamos de calidad en un medio basado principalmente en la comunicación a través del lenguaje, el buen uso del idioma (¡o de los idiomas!) al final siempre tendrá una influencia decisiva.

Video en el que Matt Cutts aclara esta cuestión: